Puertas Abiertas - El psicoanálisis a su alcance  
Inicio del sitio
Institucional
Investigaciones
Publicaciones
Enlaces
Afiches
Mapa del sitio

Publicaciones

Artículos

El cuerpo

Dra. Daniela Rodríguez de Escobar
Artículo publicado en el Boletín Nº 2
de la Fundación Puertas Abiertas, Junio de 2001

Dado que el psicoanálisis no aportó conocimientos biológicos sobre el cuerpo, y no maneja datos genéticos ni razones sobre la determinación anatómica del sexo, las preguntas serían: ¿Qué es lo que el psicoanálisis hace con el cuerpo?, ya que éste no está fuera del saber del psicoanalista. ¿Cómo se pasa del cuerpo médico al cuerpo analítico?

Al hablar del cuerpo, surgen varios términos que a veces se confunden: lo físico, la fisonomía (forma, rasgos, talla, etc.), lo somático, cuerpo sólido (la masa) y por último, lo orgánico, el cuerpo como máquina (el organismo).

Freud descubrió con la histeria, que el organismo también lleva una vida libidinal y ese es el punto en el que el psicoanálisis tiene algo que decir desembarazándose del discurso organicista y de sus supersticiones "psicologistas" y "funcionalistas"; allí donde el fenómeno somático desafía a los discursos médicos (ajustados a la mecánica corporal) y psicologistas (que lo abordan en términos de motivaciones), reconociendo que el cuerpo se revela en forma imperiosa en lo "real" del inconsciente.

Debemos distinguir entre un organismo viviente (el que describe la medicina) de aquello que llamamos cuerpo.

Así, por imagen del cuerpo podemos entender, aquella representación que nos formamos mentalmente de nuestro propio cuerpo, es decir la forma en que éste se nos aparece; Paul Shilder llama a la percepción de esa unidad corporal, "esquema corporal", el cual sería la imagen tridimensional que todo el mundo tiene de sí mismo.

Esta imagen se constituye según las ideas que cada cultura tiene sobre el cuerpo. Si nos referimos específicamente al cuerpo femenino, la historia de la imagen del mismo, a través de las distintas culturas occidentales, fue variando. Sobre ello, dice Claude Fischler: "...Un cuerpo a veces hinchado y estirado, forzado, modelado y erguido, completamente disimulado o parcialmente exhibido, se trata a este cuerpo como cera maleable..." a su vez, dice Germán García citando a Marcel Mauss: "...Las teorías del cuerpo se hacen a partir del uso del mismo que hace cada sociedad..." y agrega más adelante, "...así las marchas militares varían de un país a otro, así como las formas de pelear, saludar, jugar y seducir."

Nos enfrentamos por lo dicho a un organismo vivo más una imagen, a lo cual se suma el descubrimiento freudiano que consistió en reconocer que, sobre una base orgánica, biológica, hay un cuerpo que es homogéneo al símbolo, un cuerpo del que se habla, un cuerpo en tanto dicho, ya que los cuerpos se cuentan. De allí que el sexo no sea anatómico y la elección del mismo no surja en función de la anatomía. Ser hombre o mujer es un asunto del sujeto y va a depender de cómo cada uno se nombre.

Podemos entonces concluir diciendo: el médico toma a su cargo el fenómeno corporal, la manifestación corporal, y el analista la palabra. La palabra con la que el sujeto cuenta su cuerpo y, a través de ella, allí donde se confunden el dolor "físico y moral", retorna a ese "real" inconsciente donde se vinculan el ser hablante y el sustrato corporal.

Fundación Puertas Abiertas

Jean Jaures 916 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel./fax: (011) 4964-3235
psicoanalisispuertasabiertas@gmail.com

Valid XHTML 1.0 Transitional
¡CSS Válido!
Arriba
Atrás